Limita al norte con el mar Cantábrico y al este con Asturias y León, es la provincia más extensa de Galicia. Provincia bañada por innumerables ríos pequeños en el que destaca el río Miño. Se caracteriza por el gran contraste de sus paisajes, ya que posee tanto zona montañosa como litoral con playas impresionantes como la de Las Catedrales. En el interior, se encuentran la Reserva de la Biosfera de Terra do Miño y parte de las del Río Eo, Osco y Terra de Burón y de los Ancares. Además, la provincia forma parte del Camino de Santiago, en cuyo recorrido por esta zona el visitante encuentra monasterios e iglesias románicas de interés. En la gastronomía, Lugo destaca especialmente por el marisco y platos como el pulpo a feira o el lacón con grelos.