Infinidad de lugares que el viajero no puede dejar de visitar, esa es la tarjeta de presentación de la provincia de Cáceres. Espacios naturales impresionantes, como el Parque Nacional de Monfragüe, sumado a un patrimonio cultural e histórico, y como no, una oferta gastronómica rica y variada, y numerosas opciones de diversión y ocio, harán que tú y tu familia no deseéis marchar y querráis volver a venir.